Transformación de los espacios: la biblioteca del CEIP Arturo Duperier (Ávila)

La celeridad de los cambios y transformaciones a los que se enfrentan la sociedad y la educación en los últimos tiempos han llevado al CEIP Arturo Duperier a la realización de continuos encajes e innovaciones que permitan una constante evolución del proceso educativo.

De la evaluación de todos ellos, y en especial de un largo proceso de autoevaluación, surge la necesidad de mejorar en el curso 18-19 los recursos, espacios e instalaciones y la visión global del centro por parte de la ciudadanía, por ser ambos aspectos los menos valorados por los diferentes sectores de la comunidad educativa con respecto al CEIP Arturo Duperier. En ese afán de perfeccionamiento se intenta que juegue un papel fundamental, como eje vertebrador, la biblioteca escolar.

Para ello, durante el verano del curso 2017-18, se acometieron obras en el centro por parte de la Consejería de Educación, algunas de las cuales afectarán al cambio de ubicación de la biblioteca escolar.

Coincidiendo con el inicio de curso 2018-19 y atendiendo a todo lo anterior, se pretende dotar a la biblioteca escolar de esas mejoras que posibiliten una nueva concepción de la misma para conseguir los objetivos del plan de lectura de centro y avanzar en el desarrollo de las competencias de nuestros alumnos. Además, la escolarización en el centro de alumnado diverso, con necesidades diferentes en origen, momentos y duración de las mismas, hacen necesaria una nueva concepción de la biblioteca que contribuya al proceso inclusivo.

Al inicio de curso 2018-19, las obras de la biblioteca estaban finalizadas parcialmente, pues quedaban algunos detalles pendientes.

Eso supuso el aplazamiento de algunos objetivos y la modificación de otros, que se proyectaban con la nueva biblioteca. Sin embargo, también se abrían nuevas posibilidades de lograr otros muchos. Así, tras diversas conversaciones con el Ayuntamiento de Ávila y gracias a la buena predisposición de los responsables del Servicio de Obras del mismo, se decidió que el acondicionamiento y pintura del aula donde se ubicaría se llevaría a cabo por parte de la comunidad educativa del centro (alumnado, AMPA, profesorado, familias, etc.) bajo la supervisión y con las indicaciones de dicho Servicio, que además, se ocuparía de proporcionar los materiales, instrumentos y medios necesarios para ello. Así, tras planificar y elaborar los objetivos que pretendíamos con esa actividad que implicaba a toda la comunidad educativa, se elaboró una nota donde se informaba y se pedía colaboración a las familias, así como autorización para que sus hijos e hijas participasen en las tareas de acondicionamiento bajo la supervisión del profesorado. El cuatro de febrero comenzó la preparación. Las tareas se alargaron durante toda la semana. La sinergia e ilusión generadas entre la comunidad educativa hicieron que las propias familias junto con el profesorado decidiesen extenderlas y aumentar el pintado y decoración, no sólo de paredes y techos, sino también de radiadores y de unas viejas estanterías para libros así como la división de la iluminación por zonas.

Los turnos y momentos de participación de los diferentes niveles junto con familias y profesorado lograron la participación de casi la totalidad del alumnado, profesorado e implicaron directamente a más de 20 familias. La pretensión de conseguir el aumento de competencias por medio de la biblioteca, a través de tareas individuales y colectivas con la implicación de toda la comunidad educativa, lo estábamos logrando sin apenas ponerla en marcha.

Los inconvenientes creados a partir de las obras se minimizaron con el esfuerzo de toda la comunidad educativa. En ese momento comenzó la búsqueda del mobiliario, del equipamiento y de los recursos didácticos de la misma con el fin de ajustar y optimizar los presupuestos del “premio” por la selección del proyecto de biblioteca, los propios del centro y la colaboración económica de la AMPA. Paralelamente, el profesorado del centro, en una ardua tarea, fue realizando una selección de los fondos bibliográficos que existían en la antigua biblioteca para quedarse con aquellos que por su estado y contenido pudiesen ser más interesantes para la actividad didáctica del centro. Poco a poco se fueron recibiendo materiales y organizándolos en la nueva ubicación.

La conformación final de la biblioteca se estructuró en diferentes zonas de trabajo en su mayor parte reconfigurables de una forma sencilla y en breve espacio de tiempo según las necesidades que pudiesen requerirse en el proceso educativo.

  • Zona de experiencias interactivas: dispone de un proyector con una pantalla enrollable y un Chromecast que permite la proyección desde cualquier dispositivo conectado a la red. Igualmente se dispone de dos portátiles de 11.6” con pantalla táctil que permite el modo portátil, tablet, tienda y soporte con conexión wifi y bluetooth. Permite experimentar formas de enseñanza y aprendizaje más interactiva.
  • Zona de experiencias comunicativas: dispone de 4 puff de dos colores diferentes y fáciles de mover que permiten la reconfiguración para que todos los participantes de una actividad se puedan ver, tipo foro, y facilitar el diálogo, los debates y la discusión, la presentación y la creación de videos, presentaciones de trabajos en grupo, creatividad y otras habilidades comunicativas. También se encuentra en esa zona un tablero gigante en el suelo para trabajar pensamiento computacional, etc.
  • Zona de información y exposiciones: está formada por las ventanas del aula y las paredes del aula donde se pueden incorporar diferentes exposiciones en los cristales mediante técnicas de pegado mediante cinta adhesiva y materiales de escritura en cristal que favorecen la expresión escrita, la creatividad, etc. Igualmente permite la creación de mapas mentales, el desarrollo de rutinas y destrezas de pensamiento, así como otro tipo de exposiciones mediante técnicas con kit de cable de acero o cuerda tradicional. En ella se encuentra la exposición de los lunes poéticos. También existe un carrito expositor con ruedas que permite el desplazamiento dentro del aula o a otras ubicaciones del centro en el que se pueden exponer y agrupar diferentes recursos y materiales didácticos, así como fondos bibliográficos, etc.
  • Zona de estanterías para fondos bibliográficos y recursos didácticos: en ella se encuentran diferentes estanterías con fondos bibliográficos para diferentes etapas y niveles, intereses y motivaciones. Igualmente existen dos pequeños espacios uno destinado a los recursos que pueden facilitar el desarrollo de Tertulias Literarias Dialógicas con materiales para el profesorado y fondos de la literatura clásica universal de diferentes editoriales para consulta y préstamo por parte de docentes del centro u otras personas interesadas. También existen unas estanterías dedicadas a albergar juegos de sociedad de un tamaño gigante para facilitar el acceso universal como la torre, el mikado, 4 en raya, las damas, el parchís, la oca, ajedrez, etc. Otros recursos que favorecen la investigación como lupas y lentes de diferentes aumentos, cubo de Rubik, camiseta cuerpo humano de realidad aumentada, piano musical de suelo, relojes analógicos y de arena, básculas y balanzas, kits de energía renovables (solar y de agua). También existen diferentes recursos de robótica gracias a la aportación de las familias del centro lograda por la AMPA: un kit de robótica Lego WeDo 2.0, un robot Ino Bot y otro Blue Bot. También existen varios robots tipo “escornabot” creados por alumnado y profesorado del centro mediante impresión 3D. Para completar los recursos de robótica existen tableros y tarjetas y alfombrillas de tarjetas intercambiables que permiten el desarrollo de pensamiento computacional y el trabajo con los robots.
  • Zona de trabajo cooperativo y zona de experimentación y vivencias: está compuesta por 4 mesas que favorecen el trabajo grupal y/o el individual, dos regulables en altura y dos con tapas abatibles y ruedas para la reorganización espacial. Fomenta el aprendizaje colaborativo y cooperativo especialmente el aprendizaje basado en proyectos u otras metodologías activas, así como todo tipo de actividades prácticas. Permite explorar, investigar, programar con robots, resolución de problemas, uso de microscopios, etc. también dispone de 28 sillas apilables y de diferentes colores y alturas para facilitar el acceso universal. Igualmente dispone de una pizarra volteable con una superficie blanca para rotuladores de tinta líquida borrables y otra superficie verde para la tiza tradicional, con ruedas para variar su disposición en el aula.
  • Zona de gestión: compuesta por una mesa de trabajo, un ordenador completo de sobremesa y conexión a Internet con software adecuado para la organización y gestión de la biblioteca de sus fondos bibliográficos y de la regulación del préstamo.
  • Zona de alfabetización digital y formación docente: compuesta por una mesa y estanterías con fondos bibliográficos y recursos docentes, así como elementos que permiten la alfabetización digital.

A continuación os dejamos unas imágenes del antes y después del proceso de transformación:

Antes

Después