Herramienta 5.1 – Prueba piloto en clase y guía de evaluación

Cuando se utiliza una actividad pedagógica, una herramienta o un recurso por primera vez en la clase o con un nuevo grupo de alumnos, puede que no funcione sin contratiempos, por lo que es importante obtener valoraciones y reflexionar sobre lo que funcionó bien y lo que aún necesita mejorar. La reflexión y las valoraciones son una fuente de información para la evaluación de la prueba piloto y se utilizan para:

  • Comparar los beneficios esperados de los nuevos métodos y tecnologías con los beneficios reales experimentados durante su puesta en práctica.
  • Evaluar la eficacia de la enseñanza y medir el impacto del aprendizaje.
  • Identificar buenas ideas, métodos, herramientas y recursos que pueden compartirse con otros profesores en el centro educativo o en la comunidad.
  • Mejorar los métodos de enseñanza, el aprendizaje de los alumnos y aumentar la motivación de los profesores y los alumnos.

Guía de evaluación

Al inicio del proceso de evaluación, deberá identificar el objetivo de la prueba piloto, especificando la información que necesita para recopilar y seleccionar las herramientas de evaluación adecuadas. Use esta plantilla (5.1.1) para preparar el proceso de evaluación.

Objetivo de la prueba piloto

Antes de comenzar, defina lo que pretende lograr a través de la prueba piloto, por ejemplo, medir el nivel de colaboración entre sus alumnos, mejorar la participación de los alumnos, permitir una mayor autonomía de los alumnos, mejorar las prácticas de evaluación, determinar los beneficios de las nuevas tecnologías, etc. Dialogar con otros docentes sobre el objetivo que quiere conseguir.

Qué evaluar

Después de definir el objetivo de la prueba piloto, hay que concretar la información que necesita obtener y dónde encontrarla. Puede hacerlo identificando el objetivo de evaluación -por ejemplo, los alumnos pueden proporcionarle la información necesaria- o la tecnología que necesita investigar para recopilar datos y pruebas.

  • Los alumnos: puede necesitar información como la franja de edad, el número de alumnos en clase, el nivel de alfabetización digital, las actitudes hacia la innovación (por ejemplo, la motivación), el comportamiento y el compromiso en el aula, el impacto en su aprendizaje, las ventajas de los nuevos métodos de aprendizaje, los retos y los obstáculos, las pruebas del aprendizaje, la reflexión sobre el proceso de aprendizaje.
  • El (los) profesor(es): por ejemplo, la experiencia previa y la confianza en el uso de métodos avanzados respaldados por la tecnología digital, los efectos de métodos de enseñanza nuevos o diferentes, el impacto en los resultados educativos, la posibilidad de integrar actividades innovadoras en la práctica docente, las formas de fomentar la innovación, la reflexión sobre lo que se ha aprendido sobre la enseñanza y el aprendizaje de los alumnos.
  • Herramientas y recursos: por ejemplo, ayuda a los resultados del aprendizaje y desarrollo de capacidades, mejora del proceso de aprendizaje, adecuación a la edad del alumno, nivel de habilidad o metas de aprendizaje, niveles de dificultad al usar la herramienta.

Cómo evaluar

La información requerida para la evaluación de la prueba piloto se puede obtener mediante diferentes métodos e instrumentos, por ejemplo, escalas de calificación, listas de comprobación, rúbricas o encuestas con información detallada, etc., dependiendo de cómo se esté llevando a cabo la actividad pedagógica. Por ejemplo, un profesor puede usar la autorreflexión, la escala de calificación o consultar con alumnos y otros docentes. Si la adopción de las Actividades Pedagógicas se está aplicando como parte de un enfoque integral del centro, entonces se recomiendan métodos más estructurados, incluyendo cuestionarios del personal y de los alumnos, observaciones, discusiones reflexivas, revisión entre iguales, etc. Puede usar una combinación de diferentes herramientas para asegurar una evaluación eficaz.

Autorreflexión: Reflexionando sobre lo que funcionó y lo que no durante la prueba piloto de la Actividad Pedagógica en su clase, se dará cuenta de sus fortalezas y debilidades y obtendrá una visión realista de lo que necesita mejorar. Un diario de autorreflexión es útil para resumir su experiencia y poner palabras a sus pensamientos.

La observación entre iguales del proceso de enseñanza junto con la revisión de materiales entre iguales, los planes de estudios, herramientas y recursos usados en la actividad le proporciona una perspectiva y evaluación diferente de su prueba piloto en el aula y le ofrece una valoración oportuna que puede ser utilizada para mejorar. La observación es llevada a cabo por un observador, normalmente en un entorno de la vida real. Sin embargo, una observación remota también puede ser posible usando TIC.

La discusión reflexiva es más que dar una valoración. Se centra en construir sobre la base de la valoración recibida y usar las críticas para considerar cómo puede mejorar su Actividad Pedagógica, qué es necesario cambiar y qué remedios puede usar para mejorarla.

La tabla de captura de valoraciones puede usarse para organizar las valoraciones que reciba en diferentes áreas: fortalezas, debilidades, preguntas planteadas e ideas surgidas durante la prueba piloto en el aula.

La rúbrica es una herramienta en forma de tabla que incluye indicadores de qué queremos evaluar (criterios) y una escala de clasificación para cada criterio. Nos ayuda a definir qué entendemos por calidad y cómo se puede valorar.

Las listas de comprobación se redactan en un formato de sí/no. Son eficaces y fáciles de usar. La lista de comprobación ideal consta de entre cinco y diez elementos, con una redacción simple y precisa y un diseño fácil de leer, lo ideal es que no ocupara más de una página. Cuanto más sencilla sea, más valor tendrá.

Las escalas de calificación muestran los grados de rendimiento y se utilizan para obtener una visión más específica de un elemento de evaluación que la que se puede obtener a través de un formato de sí/no. Los puntos de escala pueden variar dependiendo de qué se quiere medir, por ejemplo, para medir

  • la calidad, se puede usar: pobre – razonable – buena – excelente.
  • la frecuencia: nunca – a veces – frecuentemente – siempre;
  • la experiencia: principiante – con algo de experiencia – experto;
  • la opinión: totalmente en desacuerdo – en desacuerdo – ni en desacuerdo ni de acuerdo – de acuerdo – totalmente de acuerdo.

Las encuestas y cuestionarios se usan indistintamente en esta guía, aunque existe una ligera diferencia entre ambos: un cuestionario es un conjunto de preguntas utilizadas para recopilar información; una encuesta es el proceso de análisis de los datos recopilados. Sin embargo, con el desarrollo de herramientas online, tanto los cuestionarios como las encuestas permiten el análisis de datos. Son eficaces para recopilar información clara y valoraciones precisas que puede ser analizadas e interpretadas fácilmente. Pueden usarse para recopilar información basada en hechos, actitudes, preferencias, creencias y experiencias. Se pueden usar diferentes tipos de preguntas para recopilar información: opciones múltiples, respuestas múltiples, escalas de calificación, preguntas de clasificación, así como preguntas abiertas para permitir que los encuestados se expresen con sus propias palabras.

Actividades sugeridas para el taller

En las siguientes actividades para el taller, puede evaluar sus propias actividades pedagógicas o utilizar las que le hemos proporcionado. Son actividades pedagógicas creadas por profesores y sirven como actividad práctica y preparación para la evaluación de sus actividades pedagógicas, de modo que pueda comprender cómo funciona el proceso de evaluación, qué se debe tener en cuenta durante el proceso y cómo aprovechar los resultados de la evaluación para determinar el valor de la misma para la futura planificación y puesta en marcha de las actividades pedagógicas.

1 – Revisión entre iguales

Sea un revisor y revise estas actividades pedagógicas creadas por el profesor: Spice It Up o Young Entrepreneurs. Reflexione sobre cómo se utilizó el Escenario del Aula del Futuro para desarrollar estas actividades pedagógicas. ¿Cómo se fomenta la innovación en toda la actividad? ¿Qué beneficios asume el profesor? ¿Qué obstáculos puede encontrar el profesor en el camino? Compare su comentario con el de otro docente y compare sus puntos de vista.

Si lo desea, puede elegir otras actividades pedagógicas en la Sección FCL o en el Diseñador de Aprendizaje para comentarios entre iguales. Puede elegir actividades pedagógicas en su idioma para los comentarios entre iguales.

2 – Reflexionar sobre su propia práctica de enseñanza.

  1. Reflexione sobre lo que sucedió en su clase mientras enseñaba. Puede escribir sus pensamientos en un diario de autorreflexión. Dé un resumen sobre lo que ocurrió. Escriba sobre cómo se sintió durante la clase, cómo manejó los problemas que le vinieron y cómo respondió a las preguntas de sus alumnos. ¿Cómo reaccionaron sus alumnos a la innovación? ¿Estaban interesados y participativos? ¿Cree que se cumplieron los objetivos de la clase? Use esta plantilla (5.1.2) para reflexionar sobre su experiencia.
  2. También puede grabar en vídeo su clase y verla más tarde para analizar el proceso de enseñanza y aprendizaje, un área u objetivo específico en el que debe centrarse o la ejecución general de la actividad pedagógica. Esto puede darle la oportunidad de darse cuenta de algo que previamente no pudo.
  3. Puede compartir la grabación con otro docente y pedirle que reflexione sobre ella para que le haga una revisión entre iguales. También puede pedirles que revisen su diario de autorreflexión y luego pueden comparar sus puntos de vista. Dialogue sobre las diferencias y analice por qué la reflexión del otro docente difiere de la suya.
  4. Compartir con otros docentes su actividad pedagógica, sus planes de estudios, herramientas y materiales que usó en la prueba, así como valoraciones de los alumnos, por lo que pueden estudiarlo antes de discutirlo con usted.

3 – Observación de la clase

  1. Invitar a un docente a su clase para observarla. Proporcione a su observador una hoja dividida en cuatro cuadrantes para tomar notas de su clase. En el cuadrante superior izquierdo deberá escribir las cosas que han ido bien. En el cuadrante superior derecho deberá escribir críticas constructivas. Todas las preguntas que se planteen durante la experiencia deben escribirse en el cuadrante inferior izquierdo. Las ideas van en la parte inferior izquierda.
    Después de haber observado la clase, habrá un debate reflexivo con el observador. Use las valoraciones para proponer nuevas ideas, plantear preguntas, intercambiar ideas y prácticas de enseñanza. Anime a su observador a compartir sus experiencias para ayudarle a superar los problemas y obstáculos que encontró.
  2. Organice triángulos de enseñanza. Un triángulo está formado por tres profesores. Cada profesor lleva a cabo una clase y los otros dos docentes visitan su clase. Después de la clase, se reúnen dos veces para reflexionar sobre ella – primero, se reúnen uno a uno, luego los tres se reúnen para reflexionar sobre la práctica docente de su colega.

4 – Rúbrica de evaluación

  1. Junto con los otros docentes, construya una rúbrica para evaluar su Actividad Pedagógica. El primer paso es definir el criterio más apropiado e importante que quiera evaluar. Lo puede hacer preguntando: ¿Qué características de la actividad pedagógica nos proporcionan pruebas de que se ha alcanzado el objetivo de aprendizaje? ¿Cómo demuestran los estudiantes su aprendizaje? ¿Qué conocimientos, capacidades, comportamientos y actitudes necesitan? Por ejemplo, si el objetivo es mejorar la colaboración de los estudiantes, los criterios pueden ser: organización del trabajo, participación, responsabilidad, respeto. Asegúrese de que los criterios sean relevantes, observables, medibles y distintos uno del otro. Se recomienda usar entre tres y siete criterios.El siguiente paso es añadir una escala de calificación y las descripciones de los diferentes niveles de calidad para cada criterio. Se recomienda tener entre tres y cinco puntos de escala de calificación, por ejemplo, por debajo – cumple – por encima de las expectativas o pobre – justo – bueno – excelente. Las descripciones deben ser escritas clara y comprensiblemente con la misma redacción para cada punto de valoración. Por ejemplo, si un criterio mide una hoja de tareas, entonces todos los criterios deberían medirla, pero en diferentes niveles, por ejemplo, no crea una hoja de tareas – crea una simple hoja de tareas – crea una hoja de tareas detallada.Para construir una rúbrica puede usar una de las herramientas de la lista de herramientas.
  2. Analice esta rúbrica, Young Entrepreneurs, realizado por un profesor con la intención de evaluar el trabajo en grupo de los alumnos en una tarea de aprendizaje basada en proyectos.
  3. Realice la revisión y observación entre iguales utilizando la rúbrica. Uno de los docentes lleva a cabo una actividad pedagógica en la clase. Mida los resultados aplicando las descripciones. Después de la clase, debata los resultados con iguales.
  4. Involucre a sus alumnos en la creación de una rúbrica para ser usada durante la prueba piloto en el aula. Muéstreles un modelo de rúbrica y anímelos a que elaboren los criterios que serán evaluados. Divídalos en tres o cuatro grupos (dependiendo de cuantos criterios elijan) y asigne a cada grupo un criterio. Haga que cada grupo escriba descripciones para cada uno de los niveles de su criterio.

5 – Lista de comprobación

  1. Reúnase con otros docentes para crear una lista de comprobación. El primer paso es definir su objetivo y luego los criterios necesarios para la ejecución exitosa de la Actividad Pedagógica. Use la lista de comprobación con sus alumnos para medir los resultados.
  2. Mire estas dos listas de comprobación para la auto-evaluación y la evaluación entre iguales sobre los diseños de tareas en grupo. ¿Se puede reconocer fácilmente el objetivo de la evaluación? ¿Las preguntas son fáciles de entender? ¿Miden con éxito los resultados deseados?

6 – Escala de calificación

  1. Reúnase con otros docentes para diseñar o adaptar una escala de calificación. El primer paso es definir su objetivo y luego los criterios necesarios para la ejecución exitosa de la Actividad Pedagógica. Añada de tres a cinco respuestas para cada criterio. Distribuya la escala de calificación a sus alumnos u otros docentes para medir los resultados.
  2. Utilice una herramienta online de la lista de herramientas para crear una escala de calificación interactiva de manera que pueda analizar los resultados instantáneamente.
  3. Las escalas de calificación, las listas de comprobación y las rúbricas se utilizan para recopilar datos sistemáticamente. Discuta con otros docentes en qué situaciones cada una de ellas sería la más apropiada para su uso.

7 – Crear un cuestionario

  1. Utilice una de las herramientas online para crear un cuestionario para sus alumnos y otros docentes sobre el proyecto piloto. Elija diferentes tipos de preguntas dependiendo de la información que desee recopilar. Ponga a prueba su encuesta y analice los datos que ha recopilado. Considere como puede mejorar su encuesta.
  2. Analice esta encuesta creada por un profesor para evaluar el trabajo en equipo sobre el tema de Internet más seguro como parte de su actividad pedagógica.

8 – Instrucción entre iguales

Incluya a los alumnos en su instrucción entre iguales. Pídales que enseñen a sus compañeros los conceptos que dominan.

También puede involucrar a los alumnos en la instrucción de alumno a profesor para que presenten su aprendizaje a otros profesores, al director o a los padres y otras partes interesadas. Después, dé valoraciones a los instructores y haga participar a todos los alumnos en una discusión reflexiva.