El Aula del Futuro del CPR de Zafra, un modelo inspirador para los docentes extremeños

El Aula del Futuro de Zafra surge de la apuesta firme del Centro de Profesores y Recursos (CPR) de esta ciudad por ofrecer tanto al profesorado como al alumnado de la demarcación y de toda Extremadura un nuevo concepto de espacio educativo basado en la iniciativa del Future Classroom Lab de European School Net.

La ausencia de un Aula de estas características en nuestra Comunidad Autónoma, unida al respaldo decidido de Sergio García como nuevo director del centro, y la visita del asesor de tecnologías educativas, Francisco Javier Masero, al Aula del Futuro de Bruselas y del INTEF en Madrid, nos sirve de acicate y nos proporciona el estímulo necesario para emprender durante el verano de 2019 el proceso de transformación de una de las salas-almacén menos utilizadas de nuestro centro en un nuevo espacio facilitador de experimentación tecnológica y aplicación de metodologías activas.

Sala-almacén infrautilizada preparada para la transformación en un Aula del Futuro.

El concepto de recurso educativo ha cambiado con el paso de los años. Lo que antes se centraba en materiales bibliográficos, está siendo sustituido en la actualidad por recursos tecnológicos. Las revistas, manuales y libros del CPR son utilizados mínimamente por el profesorado de la demarcación, mientras que nos solicitan en mayor medida material tecnológico como robots, tablets o equipos de sonido, entre otros.

Otra de las razones que sustenta la creación de este espacio se centra en la idea de replicabilidad. Desde nuestro CPR estamos convencidos que si el profesorado, especialmente aquellos que ocupan responsabilidades directivas, experimentan con el alumnado en el Aula del Futuro, se convencerán de las ventajas de crear este tipo de espacios educativos y propiciarán que puedan ser replicados en sus centros. Pretendemos que los docentes vean en esta propuesta un modelo de referencia para promover cambios metodológicos en la práctica docente diaria a través de la creación y organización de espacios flexibles que promuevan el uso de pedagogías activas. Después, cada aula particular deberá responder a las necesidades del centro, de los alumnos, y deberá adaptarse al trabajo que se vaya a desarrollar. El Aula del Futuro no es, fundamentalmente, el espacio físico, el mobiliario o la tecnología, sino un espacio de experimentación para mejorar los procesos de aprendizaje del alumnado.

El inicio del proceso de transformación

Aprovechando las obras que la Consejería de Educación y Empleo iba a realizar en verano en nuestro centro para instalar nuevas ventanas, se decidió derribar un tabique y fusionar una sala de usos múltiples con un amplio almacén infrautilizado. Esto permitió crear un nuevo espacio de unos 90 m2 donde albergar nuestra Aula del Futuro.

Tras un largo proceso de investigación de las propuestas existentes y con la experiencia adquirida por el Asesor de Tecnologías Educativas en la visita a las Aulas del Futuro de Madrid y Bruselas, se optó por tomar como referencia el modelo del Future Classroom Lab que propone la división en seis zonas de trabajo. En este punto queremos destacar la idea de adaptabilidad del espacio educativo a lo que demande el proceso de enseñanza-aprendizaje. La distribución inicial de las zonas permite identificar los diferentes espacios del Aula del Futuro, pero en ningún caso debe condicionar el desarrollo de las actividades propuestas por el profesorado. La principal característica que debe primar en un espacio de estas características es la flexibilidad y la capacidad de adaptación a lo requerido por el alumnado. Los estudiantes deben ser en todo momento los principales protagonistas del proceso educativo y quienes condicionen la organización del Aula. En función de la actividad propuesta y de la organización de los grupos, podremos adecuar el espacio a lo que se requiera.

El diseño del Aula del Futuro

El siguiente paso consistió en la creación virtual del Aula, con objeto de distribuir de forma racional los espacios y los recursos. Para ello utilizamos HomeByME, aplicación gratuita y de fácil manejo que permite diseñar un proyecto de forma sencilla y con un gran acabado gráfico. Además de organizar el espacio a escala, de forma rápida y precisa, esta aplicación contiene un extenso catálogo de materiales, mobiliario y recursos tecnológicos que facilitaron el proceso de creación de nuestro Aula. Puede acceder a una simulación del aula en 3D el siguiente enlace.

Diseño en 3D del Aula del Futuro de Zafra.

Para esta fase de diseño establecimos varias premisas. En primer lugar, incluir los recursos tecnológicos con los que ya contaba el CPR en propiedad. En cuanto a los recursos materiales, nos propusimos reciclar, remodelar y/o reacondicionar algunos materiales obsoletos y proceder a adquirir nuevo mobiliario que facilitase el trabajo en grupo, el aprendizaje colaborativo y el desarrollo de proyectos. Se contempló la construcción de dos graderíos para ubicar a los participantes; se optó por reutilizar y unir dos mesas para crear una específica para robótica de mayores dimensiones con bordes abatibles para poder ser utilizada para otros fines, y se estimó la idoneidad de colocar una pared de cristal que permitiese la escritura en su superficie para favorecer nuevas dinámicas de trabajo y promover la utilización de otros materiales.

La construcción del Aula del Futuro

Frente a la errónea concepción de que la creación de un espacio de estas características requiere un elevado presupuesto, queremos incidir en la idea de aprovechar los recursos existentes y reutilizar material obsoleto, dándole una nueva utilidad acorde con lo que demande el centro educativo.

En el Aula del Futuro del CPR de Zafra se optó por no sólo por adquirir nuevo mobiliario, sino por construir nuevos recursos y reciclar material obsoleto. 

En cuanto al mobiliario, se adquirieron nuevas sillas, taburetes y mesas, buscando la máxima movilidad y facilitar el trabajo en grupo. Aunque en muchas ocasiones no se le otorgue el valor que se merece, creemos que el mobiliario es fundamental a la hora de configurar nuevos espacios que se alejen de la uniformidad a la que en muchas ocasiones están sometidas nuestras aulas. Utilizando recursos materiales adaptados a las necesidades del profesorado y del alumnado no sólo conseguimos mayor comodidad para llevar a cabo los procesos de enseñanza-aprendizaje, sino crear nuevas formas de trabajar y de relacionarse con/en el grupo.

Vídeo ilustrativo del proceso transformador utilizando stop motion.

El resultado final

A mediados de enero se llevó a cabo la inauguración de nuestra Aula del Futuro con la presentación a los asesores de Tecnologías Educativas e Innovación Educativa de los Centros de Profesores y Recursos de Extremadura y a los coordinadores TIC de los centros de la demarcación. El resultado final consideramos que ha sido muy positivo, presentando una sala muy acogedora, con una estética muy actual y que permite diferenciar por colores los distintos espacios de los que se compone.

Nuestra Aula del Futuro no dejaría de ser un espacio vacío e inerte si no viniera acompañado de actividades que den sentido a los recursos tecnológicos y al mobiliario que integra.

Nos toca ahora dar a conocer, divulgar y dinamizar este espacio bajo diferentes formatos formativos con objeto de hacer de ella todo un referente y modelo inspirador para los docentes extremeños.